viernes, 9 de octubre de 2009

EL TITIRITERO


El titiritero de barba blanca, llevaba toda su vida viajando de pueblo en pueblo, llevando con él sus historias y aventuras para compartirlas con todo aquel que quisiera escuchar, porque eso era lo que él hacía, vivía para esto: contaba cuentos a los que daba vida a través de sus marionetas.

Todas sus posesiones las llevaba en un carromato de vistosos colores, su pequeño universo; no necesitaba nada más para ser feliz, todo lo que tenía era suficiente: nuevos caminos que recorrer, nuevas historias que contar y la compañía de su fiel amigo Tiffón, un perro vagabundo que había recogido años atrás en uno de los pueblos por los que había pasado. Desde el momento en que sus miradas se cruzaron se creo entre ellos un gran vínculo, una amistad que duraría para siempre.

El titiritero de barba blanca, siempre anunciaba su llegada a un pueblo tocando una dulce melodía con su Tin Whistle. Pero aquella mañana, en aquel singular lugar, las notas de este instrumento sonaron de manera muy extraña…

2 comentarios:

MR-MONSTER dijo...

No podria haber imaginado una sorpresa tan gratificante como esta.Es una autentica maravilla esta maquetilla papercraft.Espero que continue creciendo tu coleccion de personajes de papel y cada escena sea una pequeña pieza de una historia aun mayor.

Me gusta tu historia.Estaré atento por si escucho el sonido de su Tin Whistle.¿Como sonarian aquellas notas...?

Un abrazo.

Julio Vegas dijo...

Siempre me sorprendes!